Guías Disney

Kingdom Hearts III tras 15 horas, ¿dónde quedó la dificultad de la serie?

50861976_1218016925012289_1734827339138727936_n

OPINIÓN PERSONAL Y PRELIMINAR

Llegó el día esperado y Kingdom Hearts III ha sido una mezcla de sentimientos, la mayoría de ellos positivos, pero también algunas cosas que me hubiera gustado que fueran mejor. Tras 15 horas, como fan de Disney y de la serie he disfrutado cada minuto, pero hay algo que no me termina por convencer: mis primeras horas han sido muy fáciles.

No me malinterpreten, me falta poco de más de la mitad de la campaña, pero me desilusiona un poco pensar en que el Critical Mode será un añadido posterior y no me estará esperando cuando vea rodar los créditos.

La jugabilidad me ha gustado, sobre todo porque me parece que es la mezcla perfecta entre lo que lograron KHII (menús, interfaz, controles, summons), Birth By Sleep (las transformaciones de las Keyblades y el Attraction Flow tienen el sabor de los Command Styles con sus respectivos finishers) y Dream Drop Distance (el desplazamiento viene heredado del Free Flow System, lo que permite tener escenarios más verticales).

Es una gran idea preparar comida y combinarla para lograr ciertos efectos, los summons que he descubierto son muy creativos, el diseño de las mecánicas de cada Keyblade me motivan a seguir adelante para descubrirlas todas, los ataques de atracciones me han volado la cabeza por sus referencias a los Disney Parks y sigo descubriendo las mejores maneras de aprovecharlos.

Tener esa buena mezcla de elementos en la jugabilidad me hacen pensar en que un juego con mayores desafíos podría permitir experimentar para solucionar problemas, algo que nos hubiera venido muy bien a los veteranos de la serie.

Me parece un poco extraño que jugando en Proud Mode, después de 15 horas y varios mundos completados, sólo haya muerto una vez cuando en Birth by Sleep o Dream Drop Distance el juego ya me estaba haciendo sufrir desde los primeros mundos. Me encantaba el desafío de combinar a la perfección la defensa, las esquivadas y observar muy bien los patrones de cada jefe para poder derrotarlos; me gustaba que a base de ensayo y error el juego me fuera dando la pauta de lo que tenía que hacer para que todo terminara en dos opciones: regresar a grinderar y cambiar de estrategia o celebrar con un grito de alegría la hazaña.

Me parece extraño que en lo que llevo de KH III me haya olvidado de que existe un botón de defensa o que existe la opción de esquivar. Ni siquiera he necesitado equipar Cura en los atajos, pues rara vez mi salud ha estado en peligro. Se me hace raro que después de 15 horas las opciones de magias a elegir sean muy pocas, aunque no estoy seguro si eso tiene que ver con el tipo de juego que escogí al inicio de la partida. También me parece que los finishers de las transformaciones de las Keyblades y los poderes de atracciones aparecen tan seguido que eso podría estar eliminando mucho del desafío potencial de las batallas.

He visto en los menús que existe la opción de usar una habilidad conocida como Zero EXP que evita que subas de nivel para tener un desafío más fuerte, también es posible configurar a tus aliados para que no te curen. Estoy decidido a disfrutar de lo que resta del juego con algunos ajustes para ver si encuentro lo que estoy buscando en cuanto al desafío, pero me parece que el juego, de entrada, debió haber tenido algunas opciones de dificultad preconfiguradas para los veteranos, o que el Proud de verdad fuera un equivalente a lo que fue dicho modo ofrecía en las pasadas entregas.

Y bueno, después de dejar en varios renglones lo que me inquieta, no crean que todo ha sido una mala experiencia, sino todo lo contrario.

Las cinemáticas son fantásticas, la música conmovedora, los detalles Disney abundantes y maravillosos, la búsqueda de los Hidden Mickeys me ha mantenido observando con detalle los hermosos escenarios como nuna lo había hecho en algún otro juego de la serie. De verdad, es la mejor recreación que se ha hecho de los universos Disney en un videojuego.

La historia se pone mejor al terminar cada mundo y estoy seguro que el final estará a la altura de un juego por el que llevamos esperando más de una década; ver las críticas en el apartado narrativo de quienes tuvieron el juego con anticipación me hace pensar algunos no estaban al corriente de la rica historia que KH ha contado con el paso de los años y el no comprenderla en su totalidad, o no entender el tono y estilo de la misma, impactó en ciertas declaraciones.

De verdad, son tantos los detalles que, pasando la emoción del estreno, sigo perdiendo el sueño esperando el momento de volver a tomar el control y explorar todo lo que me queda en el juego.

¿Les ha pasado lo que comento de la dificultad? ¿Cuál ha sido su experiencia hasta el momento?

Gracias por leer esta breve opinión. Reseña completa cuando haya visto todo lo que falta (también tendremos un podcast especial del juego)

1 reply »

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.